Articulos

¿Por que quieres competir?

Sergio Martínez recibió cinturón de Campeón de peso medio del CMB ... | http://www.mediotiempo.com/m... Cinturón de campeón / Recopilación de imágenes gratuitas | http://imagen.m-y-d-s.com/martial_arts/ch...

El estado del bienestar, la gran diversidad de opciones con que ocupar el tiempo de ocio que tenemos hoy en día, una gran oferta de actividades físicas, la extendida práctica por mero placer, sin estrés, o buscando salud y diversión, son verdaderas razones para no tenerse que contestar a esta maldita pregunta, una pregunta necesaria para los que quieren cruzar esa línea que separa la práctica desinteresada y ociosa  de la práctica que persigue casi obsesivamente la victoria.

No sé si debe ser tu entrenador el que te haga esta pregunta el día en que le manifiestes tus intenciones, o debes hacértela tu mismo antes de contarle tus deseos a tu entrenador:

¿Por qué quieres competir? Para engrosar el medallero del club….Porqué alguien te ha dicho que eres bueno…Porque todos compiten…Por ganarte el respeto de tu padre…Porque quieres meter un poco el pie para ver si el agua está fría…Porque a tu vecino le va bien…Porque seguirás si ganas y lo dejarás si pierdes…Por diversión o por pasar el rato…Porque buscas emociones…Porque entrenarás cuanto haga falta…Porque deseas batirte primero a ti mismo y luego a los mejores…Porque lo harás te cueste lo que te cueste…Porque no puedes dejar de pensar en ello…Porque te apasiona tu deporte…Para comprobar la validez de tus entrenamientos….

No compitas si la decisión la tomo otro por ti, si con la presión te vienes a menos y no quieres enfrentarte con los mejores del momento. No compitas para ver qué pasa, si no te gustan las emociones fuertes, o si vives tranquilo sin retos. No compitas si es por las nueve primeras razones. Compite si es por las siete últimas.

Los mejores compiten porque fueron débiles y ahora quieren ser fuertes, porque lo harán de todas formas a pesar del estrés y la presión, porque quieren batirse a ellos mismos,  al mejor y la mejor marca, porque tienen un gusanillo que no les deja parar,  un gran sentimiento de reto y les apasiona su deporte y no conciben el no ponerse a prueba, porque necesitan demostrarse que pueden conseguirlo. Y cuando no sienten ésto por las razones que sean, se toman un tiempo.

¿Reunes valor, entrega, disciplina, entrenarás cuanto haga falta, TIENES EL ORGULLO NECESARIO PARA NO QUERER PERDER CONTRA TI MISMO?

Por favor, responde sinceramente antes de entrar al ring o date la vuelta, mete tus guantes y protecciones en la mochila y no perdamos más el tiempo.

Estas preguntas tan románticas, serían suficientes para descubrir al competidor que más me gusta, el que lo hará de todas formas, porque siente una arrebatadora necesidad de demostrarse a sí mismo su valor real, pero lo cierto, y supongo que lo compartirán muchos entrenadores, que no es necesario que todos los luchadores de un equipo tengan razones tan fuertes, pues la mayoría lo hacen por “aprendizaje vicario” que muy bien conocen los psicólogos: cuando ven que alguien a quien consideran modelo compite y obtiene el premio de los resultados, muchos lo imitan para obtener el premio también, lo cual explica que sea más fácil que salgan competidores en un gimnasio donde hay muchos que donde hay uno o dos, y a medida que aumenten los éxitos es probable que aumente la fe grupal.

Dicen que las conductas reforzadas (con un premio) aumentan la probabilidad de repetirse.

A mi pesar, debo admitir otro caso, el del que compite por casualidad o por probar y se da cuenta de que es bueno, y entonces suma y sigue…

Prefiero al competidor que aún sin grandes dotes genéticos busca autosuperarse constantemente porque no solo trae trofeos sino que arrastra a muchos más a hacer lo mismo, su determinación y su forma de caminar hacia lo que quiere le convierte en un ejemplo a seguir.

Este competidor se levanta tras sus fracasos y se alimenta de sus victorias y probablemente necesite repetir su éxito para demostrarse que no fue producto de la casualidad.

Edgar S. P. Un saludo.

Daniel Romero

Daniel Romero apasionado de los deportes de contacto y fundador de SpaceBoxing.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept the Terms and Conditions and the Privacy Policy

Botón volver arriba