Articulos

Bajadas de peso en competición

Para estar en el peso adecuado de cara a una competición es posible que los deportistas recurran a métodos rápidos de reducción de peso. Cualquier programa de pérdida de peso debe ser gradual, se debe procurar perder de ½ a 1 kg por semana, el consumo de calorías no debe ser menor de 25 calorías por kg de peso corporal (una ingestión diaria de 35 a 38 calorías por kg de peso corporal es razonable para perder peso corporal y conservar músculo).

Se debe evitar consumir excesivas grasas saturadas,  ingerir bebidas alcohólicas y se recomienda evitar totalmente el azúcar refinado . Se debe prescindir totalmente de la comida “basura” y de la comida “rápida”, asi como las bebidas gaseosas y azucaradas.

Por lo general los atletas  tratan de disminuir  su masa corporal al máximo posible y gran parte del esfuerzo lo realizan durante los días previos a la competición, utilizando estrategias tales como la restricción de alimentos, técnicas para inducir la deshidratación como la restricción de líquidos, la transpiración inducida por las actividad física en ambientes extremadamente calurosos  con indumentarias especiales (trajes de  goma), el uso de diuréticos y laxantes. Estas estrategias son opuestas a las pautas de nutrición e hidratación deportiva que se recomiendan y constituyen una amenaza para la salud y el rendimiento.

 

alimentacion-sana

 

Existen una serie de tácticas que pueden llevarse a cabo en los últimos días antes de un evento competitivo para ayudar a disminuir la masa corporal en forma saludable.

  • 2-3 días previos a la competencia, evitar la ingesta excesiva de sal, para evitar la retención de líquidos.
  • La adopción de una dieta baja en residuos durante las últimas 24 horas antes de la competencia ayudará a reducir el peso aún más, por evitarse alimentos indigeribles que dan distensión e inflamación. Por lo general, la mayoría de la gente lleva alrededor de 0,5-1 kg de ese material en su intestino durante el día.
  • Alimentos bajos en residuos: cereales no integrales (por ejemplo, copos de maíz, galletas de arroz), pan blanco, mermelada, miel, jugo diluido, leche baja descremada, bebida deportiva, puré de fruta, jalea, caldo (caldo de pollo por ejemplo), pasta blanca, arroz blanco, salsa de tomate de pasta base, sin verduras adicionales
  • Tradicionalmente, los competidores utilizan la deshidratación amplia para reducir el peso corporal antes de la competición. La deshidratación excesiva puede afectar negativamente el rendimiento y aumentar el riesgo de estrés por calor. Es más inteligente poder manipular la ingesta de alimentos, y realizar una deshidratación pasiva durante el día antes de la competición.

 

BCnF8wdCcAEF_rF

 

Una vez realizado el pesaje (por lo general la tarde antes del día de la competición), se debe rápidamente reincorporar líquidos y alimentos ricos en carbohidratos como pan, pasta, arroz, vegetales con almidón, frutas en todas sus formas y alimentos lácteos para restaurar los niveles de energía. Aumentar la ingesta de electrolitos (especialmente sodio) después del pesaje ayudará a maximizar la retención de líquidos, acelerando la velocidad de rehidratación. Mientras que los alimentos altos de sal, como panes, cereales, salsas son efectivos, algunos atletas prefieren agregar sales de rehidratación oral a sus bebidas.

No olvidemos el caso , como les a pasado a varios competidores profesionales, de llegar a la pelea con un nivel de energía y potencia más bajo de lo normal debido a bajar demasiado peso en poco tiempo, que no le deja realizar un buen trabajo en el ring y que conlleva una casi derrota asegurada.

Dada la importancia de recarga de combustible y la rehidratación en poco tiempo, se recomienda el apoyo de un nutricionista especializado en deporte para desarrollar un plan de recuperación efectivo.

Javier Criado

Redactor de SpaceBoxing, Instructor de Muay Thai, árbitro nacional de Muay Thai y K1, entrenador de deportes de contacto.
Botón volver arriba