Kick-Thai-K-1

DANIEL MOLONGUA RECIBE UN DURO GOLPE DEL COVID-19

Quien haya compartido unos momentos con Daniel Molongua Mangue rápidamente se dará cuenta de que ha tratado con una persona afable, respetuosa y de fácil trato, lo que denominamos un buen tipo.

Se dice que en toda familia siempre hay un miembro que destaca por su jovialidad, pues bien, en Unlimited Global Challengers sin duda el alma de la fiesta es Daniel Molongua.

DANIEL MOLONGUA «BLADE»

Apodado como «Blade» por su gran parecido físico con el implacable caza vampiros que encarnaba el actor y artista marcial norteamericano Wesley Snipes,

Daniel estaba viviendo un sueño hecho realidad desde que firmó por la promotora.

De la mano de Antonio Ricobaldi y Manuel García Barrio el pasado 14 de febrero, logró proclamarse campeón de Europa GBF (Global Boxing Federatión) del peso medio en modalidad k1.

 

El panorama pintaba bien para Molongua, pues un nuevo y flamante campeón europeo luciendo cinturón es siempre un púgil atractivo y que tiene tirón en cualquier evento deportivo, por lo que las ofertas no se hicieron esperar.

Con sendos combates firmados para Zaragoza y Málaga acompañados de suculentas bolsas la temporada se pronosticaba redonda.

APARECE EL COVID-19

A todo esto, apareció como de la nada el COVID-19 para poner patas arriba el mundo que todos creíamos conocer y en el que tan seguros nos sentíamos algunos seres humanos.

El enemigo más peligroso es ese que te golpea sin poderser visto pues pese a que existe y está ahí es totalmente invisible.

Nadie estaba preparado para enfrentarse a un contrincante de tal magnitud y más cuando ataca a los seres más queridos.

En esta ocasión el nefasto destino se cebó con la familia de Molongua, sufriendo el fallecimiento de una de sus abuelas infectada por corona virus y la hospitalización de otros dos de sus tíos afectados por la pandemia.

Duros momentos para este aguerrido púgil que siempre lo ha dado todo sobre el ring, pierda o gane, y que en esta ocasión ha tenido que dar mucho más de lo que pudiese haber imaginado nunca con la perdida tan significativa de un familiar, y la preocupación e inquietud constante derivada de la hospitalización de otros dos.

Molongua es fuerte y en sus redes sociales y otros medios de comunicación ha plasmado siempre su afán por transmitir ánimo y fuerza a quienes le escuchan o siguen su carrera.

MOLONGUA NO PIERDE LA ESPERANZA

Incluso en estos momentos tan oscuros y sumido en la tristeza más profunda el campeón no pierde la fe ni la esperanza, siempre ha sido una persona luchadora que se ha enfrentado a las adversidades de la vida decididamente, sin miedo y con firmeza.

Nunca dejará de hacerlo, pese a que este virus le haya arrebatado algo irreemplazable.

Por Roberto Stephan

Botón volver arriba
Cerrar