Entrevistas

Kiko Martínez: “En cada pelea lo doy todo»

Entrevista a Kiko MArtinez por los alumnos de Publicidad y RRPP de Alicante para el Periodico Digital Comunicando.es

 

Escrito por Carmen Ramón

 

¿Cómo es la vida de un campeón del mundo?

La vida de un campeón del mundo es igual a cuando no lo era. Me levanto muy temprano, me voy a correr, le doy el biberón a mi hija, hago las tareas de casa…Tengo que organizarme, porque es una vida muy sacrificada. Además, ahora al estar preparándome para la defensa del título como campeón del mundo, vivo con mi entrenador, paso casi las 24 horas con él. Estoy comiendo muy poco, entreno mucho y la verdad que mi vida actualmente es muy, muy dura.

Desde sus comienzos ¿Cuál es el combate que más ha disfrutado?

Me han gustado muchos, casi todos me han llenado de felicidad ya que siempre he trabajado muy duro antes de cada combate, ya sea por un título a nivel mundial, a nivel europeo o un combate sin importancia. Pero los logros más importantes son mi primer título de Europa y el primer título mundial en Atlantic City. Posiblemente esta victoria me hizo sentir más orgulloso, no por el trofeo sino porque era o ganar o retirarme del boxeo.

Entonces, ¿ha pensado en abandonar?

Sí, cuando se disputó el mundial si no ganaba iba a dejar mi profesión. Si perdía me iba a dedicar a dar clase de boxeo, a llevar una vida tranquila, entonces fue una alegría muy grande porque era o todo o nada. Me fui a América y luché para el día de mañana no quedarme con la sensación de que no he hecho todo lo que está en mi mano. Allí, me cuidé, entrené mucho y, a pesar de que lloré y lo pasé muy mal, hice todo lo que había que hacer.

¿Qué le ha hecho seguir adelante?

En primer lugar lo que hizo que siguiera adelante fue ganar la pelea contra Jonathan Romero. Pero también tiene mucho que ver en que esté donde estoy Maravilla (campeón del mundo del CMB). Después de la pérdida del europeo, me preparó, me ayudó mucho psicológicamente y me ha hecho crecer. Por ello, tengo que agradecerle a él, a Pablo Sarmiento y a Miguel de Pablo que siempre estén ahí, pues aunque la empresa(MaravillaBox) sea grande, el equipo está formado por unos pocos que nos apoyamos y estamos trabajando juntos día tras día.

¿Cómo le ha influido el hecho de ser boxeador en su forma de ser? ¿Ha cambiado su forma de ver el mundo?

El boxeo me ha enseñado a estar tranquilo, a ser humilde y ser ordenado en mi vida familiar. Ahora le doy más valor a las cosas que tengo porque cuando trabajas duro y  cuesta te das cuenta del valor de lo que tienes. Si sufres para obtener algo el triunfo sabe mejor que si te lo regalan todo y además le das la importancia que realmente requiere.

Cuando su hija sea mayor, ¿qué imagen le gustaría que tuviera de su padre? ¿Cómo quiere que vea su profesión?

Deseo que mi hija se sienta orgullosa de mí, que valore el hecho de que he trabajado lejos por ella, echándola de menos, solo por su bienestar. A veces llego a casa y al ser pequeña me extraña, no sabe quién soy, no quiere estar conmigo y eso es muy duro. Me gustaría que comprendiese que la vida no es fácil y que por mucho que te caigas debes seguir trabajando y seguir soñando en grande como yo he hecho. Además pretendo que estudie, que tenga un buen futuro cuando sea mayor.

¿Qué se siente cuando ves caer a tu oponente en el ring? ¿Y cuando esta caída te hace campeón del mundo?

Que no me van a pegar más, digo ya no me pegan más en toda la noche (risas). La verdad es que me siento tranquilo porque por fin se acaba el dolor por ese día. Cuando esta caída te hace campeón sientes que todo ha valido la pena, el estar fuera de casa, perderme todo el verano allí, que por fin tienes tu recompensa.

A la inversa, cuando es usted el que no puede más ¿en qué piensa?, ¿qué siente cuando cada golpe va debilitándole y  acerca más su derrota?

Cuando se acerca mi derrota sigo sintiendo una oportunidad, me digo «tengo que seguir». Durante las ocho semanas que tienes de preparación muy dura, casi diariamente se te pasa por la mente el «no puedo», «mañana no voy a poder entrenar», el «no voy a terminar los asaltos», y al final los acabas. Como esos pensamientos te han perseguido ya antes y has podido con ellos, cuando estás en una pelea esa mentalidad desaparece, llegas a seguir luchando y consigues creer en ti.

Con la experiencia que ha adquirido posteriormente, si tuviera que volver a enfrentarse  a Carl Frampton ¿qué actitud tendría?

Tendría más cabeza, tendría más tranquilidad. Lo estoy deseando, espero ese momento, ya se lo he dicho al equipo, quiero ir a su casa, quiero pelear en Irlanda  y que sea por un título mundial. En el otro combate me cogió psicológicamente muy mal, y la verdad es que no estaba pasando por una época muy buena, pero supe continuar.

¿Cree que ganaría?

Sí, estoy seguro, antes del límite y creo que lo retiraría ya del boxeo. Cuando se enfrentó a mi lo pasó muy mal, le rompí un tímpano, le rompí dos costillas y estuvo alrededor de diez meses sin subir a un ring por las lesiones. El me ganó pero la paliza se la llevó igual. Además ahora estoy mucho más fuerte y haría que abandonara para siempre.

¿Le es fácil asumir un combate perdido?

No, no es fácil porque llevas un trabajo muy costoso detrás, has sufrido mucho para que todo salga bien, has pasado muchas sensaciones malas y entonces es difícil asimilar una derrota.

¿Alguna vez ha temido por su vida?

No, yo creo que en cada pelea lo doy todo y pagaría el precio que sea por ganarla, el que sea.

¿Piensa que corre peligro su salud?

Sí, pienso que el día de mañana me pasarán factura las lesiones, sobre todo psicológicamente. Pero intentaré que algún amigo o alguna persona apreciada me diga «Kiko hasta aquí has llegado», o yo mismo saber frenarme.

Actualmente, ¿cómo es el estado físico y mental de «la sensación»?

Ahora mismo estoy en la época más fuerte de mi vida mentalmente y físicamente, creo que en este momento no hay rivales que me puedan ganar, sobre todo por mi mente. Me encuentro en la mejor etapa por mi fortaleza y porque confío en mi trabajo.

Se acerca el momento de defender su título ¿se ve preparado?

Estoy súper preparado, si la pelea fuera mañana la ganaría, estoy para combatir ya, sin duda. He entrenado muy duro, tengo a mi lado a Pablo Sarmiento que fue campeón del mundo, un hombre con mucha experiencia; la verdad es que ha estado dos meses instruyéndome y estoy listo.

¿Cree que Mathebula podrá con usted?

No, voy a ganar antes del límite, sino…me tendrán que sacar con los pies por delante.

A partir del 21 de diciembre, ¿qué espera de su destino?, ¿qué le pide al futuro?

A partir de ese momento quiero pelear en el extranjero, que se me reconozca en el mundo entero y para ello debo salir de España. Tengo que luchar en Inglaterra, en Estados Unidos, en Irlanda, donde están los grandes campeones y a donde haya dinero de verdad. Ya que estoy sufriendo mucho espero ser valorado el día de mañana y vivir tranquilo.

Defínase en tres palabras. ¿Por qué se identifica con ellas?

Me defino en coraje, fuerza y valentía. Coraje porque no me rindo en ningún momento esté pasando por lo que esté pasando, fuerza porque sé que soy un hombre fuerte y valentía porque no me da miedo ir donde haga falta. Saben que van a tener que sufrir al máximo para ganarme, sea donde sea, sin pasar miedo ninguno.

Finalmente, ¿qué mensaje le gustaría transmitir al público joven, universitario, tal como está la situación del país?

Que hay que poner cada uno de su parte, trabajar muy duro. Y cuando creamos que ya hemos trabajado suficiente, hay que trabajar aún más para conseguir lo que queremos sin dejar que la gente nos pise diciendo que no vamos a poder hacer algo, como han intentado conmigo. A mí me han dicho que estaba acabado, que no iba a ir a ningún sitio y ahora soy el campeón del mundo y todos los grandes boxeadores quieren pelear contra mí. Espero que la gente joven no se rinda por muchas tonterías que digan.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept the Terms and Conditions and the Privacy Policy

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba