Inicio Articulos

Los signos más violentos del Zodiaco – Cuidado con ellos

El boxeo se considera un deporte violento, pero en nuestra vida diaria podemos ser personas violentas sin practicar ningún deporte de contacto. Nuestro signo influye en nuestro nivel de violencia. ¿ Quieres saber cómo eres ?

Mira que tan violentos son cada signo zodiacal

Aries: Es el más impulsivo de todo el Zodíaco, con reacciones intempestivas. Muy quisquilloso e irritable, cuando algo le desagrada, sus gritos de guerra se escuchan hasta aturdir. En algunos casos puede haber un puñetazo o bofetada. Si se descontrola es temible, con Marte en acción. Pero su gran cólera pasa pronto. Hay que esperar que se calme.

Tauro: Suele ser tranquilo y calmado hasta que lo sacan de sus casillas. Hay que estar atento a las señales: como el toro, hoya la tierra antes de atacar. Cuando lo hace, desata su furia animal y arremete sin mirar ni medir consecuencias. Apasionado y rencoroso, queda bajo el impacto de la pelea mucho tiempo y no olvida.

Géminis: Entra a menudo en pleitos, provocaciones, críticas e ironías. Su agresividad es verbal. El enojo hace que busque más y mejores argumentos. Puede ser cruel pero no es de armas tomar. Rápidamente mide las consecuencias y se controla. La furia se. le pasa pronto. Si ha vencido toma una actitud despectiva.

Cáncer: En la vida cotidiana, discute brevemente y se ofende, encerrándose en su caparazón. Puede estar sin hablar con quien ha peleado por días o semanas. Siempre hay detrás de su posición o ideas un sentimiento que lo mueve. No valen razonamientos. Si ha tomado posición, no cambia. Es quisquilloso y rencoroso. En la acción, pelea con todo.

Leo: Es un verdadero león. Muy irritable. Todo lo que ponga en duda su autoridad o dignidad personal provoca la reacción del rey de la selva. No se detiene hasta lograr que se lo reconozca o se acepten sus ideas. Es combativo e incansable. Un enemigo temible. Pero su crueldad tiene límites: es magnánimo una vez que ha vencido.

Virgo: Trata de controlar sus reacciones. Si algo lo molesta, traga saliva y comienza a razonar con el otro. Si no logra convencerlo, ataca verbalmente. La crítica puede ser insoportable y demoledora. Puede reaccionar impulsivamente pero siempre mide las consecuencias. En una pelea física ataca donde más duele y es consciente de lo que hace.

Libra: Su temperamento no es violento ni impulsivo. Rara vez muestra su enojo y no es de pelear. Su camino es la diplomacia. Nunca se sabe si algo le molesta. Aguanta sin que se note. Sus reacciones duran instantes y se restablece con una sonrisa. Evita los conflictos a cualquier costo y logra lo que quiere por otros caminos.

Escorpio: Es el más irritable y guerrero del Zodíaco. Cuando se enoja es destructivo. Tiene una fuerza de ataque arrolladora y mueve una energía poderosa. Utiliza frases hirientes y punzantes; conoce los puntos débiles del otro. No se detiene, parece un “Terminator”. Es rencoroso, no perdona y piensa que ha hecho justicia.

Sagitario: Tiene gran fuerza, potencia y un yo muy fuerte que quiere imponer. Si puede, evita la violencia física; conoce sus límites. Muy impulsivo y potente. Se enoja muy rápido y es temible. Parece que salen rayos de él. Pero enseguida se calma. Tiene reacciones de “leche hervida”. No guarda rencor y pronto retorna a la alegría y la calma.

Capricornio: Prudente y contenido, es difícil verlo enojado. Pero cuando lo hace, hay que cuidarse. Más que por emociones, se enoja por intereses o ideas. Se retrae y premedita su acción. Es frío y calculador. Si ataca es demoledor. En la vida cotidiana puede ser huraño y malhumorado, con violencia contenida.

Acuario: Muy mental y poco impulsivo. Pocas cosas lo hacen enojar, o salir de sus casillas. Una es que le quieran cortar su libertad. Otra la estupidez humana. La tercera la deslealtad. Argumenta furibundo. Pero rara vez pasa a la acción y se entrega totalmente a la cólera. A veces se aparta sin intervenir. Si pelea físicamente lo hace de forma inteligente.

Piscis: Hay dos tipos de piscianos. Uno, de cóleras terribles. Otro que no manifiesta su enojo. Ambos se ofenden con facilidad, pero casi nunca tienen una reacción agresiva física. Puede retraerse o abatirse, responder impulsivamente o estallar en lágrimas, quedar confundido o desestabilizado. No es rencoroso, pero se siente víctima.

¿Estás de acuerdo? ¿Te consideras violenta?