BoxeoInternacional

Mike Tyson:"NO FUI GRAN COSA COMO BOXEADOR"

Mike Tyson: “Monzón era casi invencible”
El ex campeón mundial pesado, ahora incursionando en el cine, reconoce que no fue “gran cosa” como boxeador y que peleando nunca se sintió feliz.

El ex campeón mundial peso pesado, Mike Tyson, en una entrevista exclusiva concedida al periódico italiano Corriere della Sera, manifestó que trata de rehacer su vida lejos de los cuadriláteros, a pesar de que hasta hace unas semanas se anunciaba su vuelta a la actividad para combatir ante el serbio Nenad Stankovic por el título mundial de la UBO (Universal Boxing Organization) en Belgrado.

Ahora, “Ike” ha encontrado en el cine un motivo para ser feliz, para volver a ilusionarse. Ha prestado su imagen a un videojuego, Fight Night 4, participa en “The Hangover”, la película más vista en el verano de Estados Unidos, y la próxima semana se estrena un documental sobre su vida.

El polémico ex pugilista aseguró que como púgil no fue “gran cosa” y, al pedírsele que recordara el momento más feliz de su carrera, se mostró tajante: “Con el boxeo nunca me he sentido feliz. Era un estilo de vida en el que nunca me sentí completamente a gusto. Mi sueño es poder ser recordado como Mike Tyson y no como un boxeador”.

En 2005 abandonó el pugilismo, pero no echa extraña la actividad en absoluto, sabe que tuvo su tiempo, su época. También señaló que mira alguna pelea de vez en cuando, “más que nada los clásicos, los viejos combates”.

Tampoco se entusiasma viendo sus enfrentamientos: “Cuando me veo, pienso que en realidad no era un gran púgil. Si fuera mi maestro me vería horrendo, pésimo. Fallaba todo; si lo ves con objetividad, lo descubres, pero ningún púgil admite ser peor de lo que piensa”.

Ante la consulta sobre qué boxeador del pasado le gusta más, respondió sin dudar: “Carlos Monzón. Tenía un estilo impecable, era autoritario, feroz, muy hábil, casi invencible. Lo sabe bien el italiano Benvenuti”.

Más que palabras

El siguiente es un extracto del diálogo entablado por el periodista italiano con el ex boxeador.

—Se ha hablado y se habla mucho de usted por cosas que no tienen nada que ver con el boxeo y sí con problemas personales. ¿Cómo se siente ahora que ya no está en actividad?

—Perfectamente. El cine me está dando la posibilidad de entrar en un nuevo capítulo de mi vida. Nuevas personas, proyectos prometedores. El boxeo es sólo una parte confusa, llena de contradicciones, ahora puedo vivir mi vida siendo consciente de lo que hago. En cierto sentido, el boxeo me ha impedido crecer.

—¿Se ve en el futuro como actor?

—No lo sé, me gustaría, pero necesito estudiar interpretación, tener al lado un director que me guíe, encontrar un buen papel, mi género.

—¿Tal vez un superhéroe?

—No me viene a la mente ninguno, pero podría ser. Para mi hijo soy ya un superhéroe.

—Repasando su carrera, ¿hay algún momento en el que se ha sentido feliz de verdad?

—La verdad que no acierto a encontrarlo. Nunca fui feliz de verdad, era un estilo de vida en el que nunca me sentí completamente a gusto.

—¿Es posible que no existiera ningún momento exultante?

—Quizás la victoria por el título contra Trevor Berbick. Pero estaba demasiado confuso, al menos entendí que había conseguido algo importante. Pero mi maestro y segundo padre, Cus d’Amato, ya no estaba entre nosotros. Gané gracias a él, pero justamente él no lo pudo disfrutar.

—Una vez dijo que odiaba las multitudes, el exceso de atención. Pero ahora, gracias al cine, está de nuevo de actualidad.

—La gente me paraba y me decía: “¡Eh, Mike!” y me daba una palmada en la espalda. Ahora me paran y me dicen: “¡Eh, Mike, te he visto en el cine!”. Es un tipo de gente muy diferente. Me complace, pero sé que debo trabajar para no cometer los errores del pasado

Daniel Romero

Daniel Romero apasionado de los deportes de contacto y fundador de SpaceBoxing.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept the Terms and Conditions and the Privacy Policy

Botón volver arriba