ArticulosBoxeoInternacional

Muere Henry Cooper, el inglés que hizo besar la lona a Ali

No ganó el combate pero pasó a la historia por un gancho de izquierda en 1963 que tumbó a Ali cuando todavía se llamaba Cassius Clay

ELMUNDO.es

Henry Cooper, leyenda del boxeo británico, ha muerto a los 76 años en la casa de su hijo en la localidad de Oxted, en Surrey, al sur de Londres. Cooper, más que por sus títulos (campeón europeo, británico y de la Commonwealth, en 55 combates), pasó a la celebridad por su gancho de izquierda, en 1963 en Wembley, que derribó sin lograr el KO al legendario Muhammad Ali, por entonces Cassius Clay, que se recompuso y ganó una pelea donde no estaba en juego la corona mundial de los pesados.

En 1963 en el estadio de Wembley tuvo lugar la primera gran pelea entre Cooper y Cassius Clay, el púgil estadounidense aún no se había cambiado el nombre por el de Muhammad Ali. En el cuarto asalto, Cassius Clay dominaba la pelea cómodamente cuando en un descuido, Cooper consiguió conectar un gancho izquierdo en la mandíbula de su rival. Clay cayó al suelo estando contra las cuerdas de forma sorprendente, entre los gritos fervientes del público. Si este golpe hubiera ocurrido en frío, al principio del combate, quizás el resultado de la pelea y de la historia del boxeo hubiera cambiado radicalmente.

Tras el duro golpe endosado por Cooper, el entrenador de Clay, Angelo Dundee comunicó al árbitro que su boxeador necesitaba una pausa más larga para cambiarse los guantes porque estaban rotos. En la reanudación del combate, Clay atacó a Cooper sin pensar en el golpe recibido y dejando de lado los despistes que le habían llevado a ser tirado a la lona. El árbitro, al ver como se encontraba Cooper ensengrantado por un corte en la ceja y tras la avalancha de golpes de Clay, se vio obligado a parar el combate.


La pelea fue para Clay, pero el vencedor moral fue el británico. Esta pelea pasó a la historia por la caída de Clay, y más aún si tenemos en cuenta que en el año 2003, en una investigación del periódico de Boxing News, se comprobó que Clay no había ganado más que unos segundos porque estaba desorientado por el golpe, y los guantes nunca se cambiaron.

Años después, en 1970, en el Palacio de los Deportes de Madrid, el púgil español José Manuel Urtain derrotaba al alemán Peter Weiland por ko en el séptimo asalto y se coronaba Campeón de Europa de los pesos pesados, sin embargo, el 10 de septiembre de 1970, en el estadio de Wembley de Londres, Urtain perdía su título ante Cooper.

El británico, que fue nombrado caballero por la reina Isabel II en el año 2000, es considerado uno de los grandes boxeadores británicos junto con Frank Bruno, Tommy Farr y Lennox Lewis.

Después de una carrera como aficionado, que incluyó una actuación en 1952 en los Juegos Olímpicos de Helsinki cuando tenía 18 años, Cooper optó a los 20 años por boxear de manera profesional. Desde entonces, disfrutó de una gran carrera, pero se retiró a los 36 años tras perder frente a Joe Bugner. Cooper, ha sido el único boxeador británico en la historia que ganó tres cinturones Lonsdale.
Las palabras de respeto de Ali

Tras conocerse la muerte del púgil británico, Mohammad Ali dijo, en una declaración de la que informa la BBC, que se ha “quedado sin palabras” tras conocer el fallecimiento. “Henry siempre tenía una sonrisa para mí, una sonrisa cálida y que abrazaba, Siempre era un placer estar en compañía de Henry. Voy a echar de menos a mi viejo amigo. Fue un gran luchador y un caballero”.

fuente: http://www.elmundo.es/elmundodeporte/2011/05/02/masdeporte/1304331782.html

Daniel Romero

Daniel Romero apasionado de los deportes de contacto y fundador de SpaceBoxing.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept the Terms and Conditions and the Privacy Policy

Botón volver arriba