Videos

Qué se necesita para vencer a Wladimir Klitschko?


La respuesta está en el análisis de sus tres derrotas, la de 1998 –la única triste vez que peleó en Ucrania–, la del 2003 y la del 2004. ¿Qué tenían en común peleadores como

el paquete Ross Purritty, el golfista Corrie Sanders y Lamon Brewster? Primero, que ninguno de los tres tenía muchas posibilidades, a priori, de ganar su combate contra Klitschko; Purritty porque siempre ha sido de esa raza que habita en la periferia de los rankings, de esa raza que nunca pudo llegar a contendiente –journeyman les dicen–; en el caso de Sanders y Brewster, no habían tenido un éxito profesional significativo previo a su combate con Klitschko, pero sí tenían las condiciones: no eran paquetes.

Sanders es un hábil zurdo y tiene uno de los ganchos más rápidos y demoledores que hayamos visto, y Brewster probó ser un contendiente capaz con su desempeño en el 2004/2005, donde quizá fue el peso completo más sólido. Pero, llegando a la pelea con Klitschko, los tres estaban listos para ser sacrificados como corderos. Quizá el desborde de auto confianza le jugó una mala pasada al ucraniano. Como escuché hoy, uno nunca debe subestimar a sus rivales.

Factor común en Purritty, Sanders, y Brewster, es también su buena quijada. Ross The Boss ha perdido muchas veces, como todo journeyman debe hacerlo, pero de todas esas derrotas sólo tres han sido por TKO. Sanders siempre tuvo buena quijada y a Brewster hay que castigarlo mucho para que vaya a la lona. Si quizá hablar de una quijada notable es demasiado, al menos hay que decir que los tres tienen garra y un corazón muy respetable, a la altura de boxeadores como Chris Byrd o Danny Williams. En el caso de Purritty y Brewster, ambos tuvieron que sobrevivir rounds de golpes intensos antes de ver que Klitschko se cansaba y poder virar el curso de la pelea.

Aunque la mandíbula de Wladimir no garantiza estabilidad, hay que decir que ha podido resistir embates de buenos golpeadores como Peter o Brewster (la segunda vez). Las tres veces que ha sido vencido es porque ha estado enfrentado a buenos golpeadores. Vamos viendo las características que sería bueno que tenga el siguiente conquistador de Wladimir: buena quijada, corazón y que golpee duro. Otros atributos como pueden ser técnica, velocidad, o incluso altura, no parecen tan necesarios.

Hay algo más que descuadra a Wladimir, y eso es que su rival lo persiga agresivamente, que vaya buscando el knockout; será difícil que un boxeador de técnica tradicional, o uno más heterodoxo, por talentoso que sea, lo derrote, pues ahí están los ejemplos: Purritty, con sus deficiencias, pudo derrotarlo, al igual que Sanders, que no boxeaba bien y sólo contaba con la velocidad y poder de su puño, y que Brewster, que tiene muchas limitaciones, un fajador nato. Por eso es que, a Wladimir, su hermano tiene oportunidad de vencerlo, por eso es que dicen que David Haye puede vencerlo, por la agresividad.

Más le vale al siguiente rival de Wladimir, si es que planea vencerlo, arriesgar, intercambiar dos jabs conectados por un gancho rotundo, esperar a que el ucraniano se desgaste. Ya que el camino está trazado, sólo hace falta esperar.

Fuente: http://www.sraboxing.com/

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar