Articulos

Deshidratación y descenso de peso antes de la competencia


Según el licenciado en nutrición Federico Cillo, en casos graves de deshidratación y de una rehidratación incorrecta se han documentado hospitalizaciones por edemas cerebrales con convulsiones, coma, paro respiratorio y muerte. En este artículo explica cómo evitar esas graves consecuencias y propone un plan de alimentación precompetencia.

Es recurrente que los deportistas que actúan en disciplinas de combate (MMA, Boxeo, Kick Boxing, Taekwondo) realicen, previo al pesaje de su categoría de competencia, rápidos descensos de peso corporal, algunos llegando a bajar muchos kilos en un periodo corto de tiempo, (mas del 2 % de su peso corporal). Revisemos brevemente esta práctica tan difundida en estos circuitos.

Nuestro peso corporal total (peso de balanza) esta constituido por diferentes Masas Corporales, como lo son la Masa Muscular, la Masa Adiposa (grasa), la Masa Ósea (huesos), el peso propio de nuestros órganos: Masa Residual y la Masa de la Piel.

Los métodos utilizados por los deportistas, tales como realizar ejercicios con ropa extra, utilización de saunas y hasta diuréticos, hacen que el descenso sea principalmente, a expensas del agua alojada en los músculos (Deshidratación).

El objetivo de realizar esta práctica parece funcionar a fines de competir en categorías de peso mas bajas o bien como manifiestan los competidores “para que los golpes del rival no se sientan tanto”, pero hay que tener en cuenta que descensos agudos del peso presuponen riesgos para la salud de los que muchas veces no se toma conciencia.

En casos graves de deshidratación y de una rehidratación incorrecta (solo con agua), se han documentado hospitalizaciones por edemas cerebrales con convulsiones, coma, paro respiratorio y muerte.

Veamos un ejemplo: un competidor de 60 Kg. que desciende 3 Kg. (5% del peso corporal total) en el día previo al pesaje manifiesta síntomas tales como sequedad de la boca, nauseas, vómitos, aumento de la frecuencia cardiaca, fatiga generalizada y hasta sufrir una descompensación, haciendo que se vea afectada significativamente su fuerza y potencia muscular (algo vital para las practicas en deportes de combate).

¿Cómo no llegar a descensos tan bruscos del peso habitual en un periodo corto de tiempo?
En principio, es fundamental que el competidor conozca cuál es su composición corporal. Esto se realiza a través de una medición y análisis del cuerpo (Antropometría), en la cual se obtienen valores como perímetros de músculos, diámetros de huesos, pliegues cutáneos que entre otras tantas medidas permiten estimar, entre otras informaciones, si el deportista en cuestión tiene un exceso de tejido adiposo o caso contrario una falta de masa muscular.

Planteada y analizada la composición del peso corporal, se planifica junto al deportista en tiempo y forma, el descenso de peso a expensas del tejido adiposo sin afectar la masa muscular, teniendo en cuenta la próxima competencia importante. Esta planificación incluye planes de alimentación específicos y pautas de entrenamiento que trabajadas junto al competidor, su entrenador y/o preparador físico, en el mediano plazo (meses) llevan a una optimización en el rendimiento deportivo (descenso de tejido adiposo y conservación o aumento de la masa muscular) sin poner en riesgo la salud.

Comida previa a la competencia

Esta comida previa a la competencia depende directamente del tiempo que dure la misma, es decir de la cantidad de rounds y del numero de peleas en un mismo torneo a realizarse.

Durante los torneos es frecuente que los competidores deban aguardar varias horas para combatir una sola pelea de tres rounds. Para este tipo de eventos, los “combustibles” por excelencia que utilizan los diferentes grupos musculares son Fosfocreatina y Glucógeno. Por ello, para llegar bien “cargados”, es recomendable que el deportista consuma alimentos fuertes en hidratos de carbono (pastas, panes, cereales, azucares, dulces o mermeladas).

Las fuentes de creatina de los alimentos aparecen principalmente en las carnes, si bien el contenido de esta sustancia es mínimo, en algunos casos la suplementación de este compuesto puede resultar beneficioso para este tipo de eventos. Además es importante evitar alimentos que retrasen el vaciamiento del estomago o distiendan la parte abdominal, incluyendo dentro de este grupo los que mayor contenido de grasa tienen (quesos duros, manteca, hamburguesas, salchichas, chorizos) y los que aportan grandes cantidades de fibra (legumbres y algunos vegetales).

Algunas ideas de almuerzo precompetencia:

Guiso de arroz con trozos de carne desgrasada.
Fideos con aceite de oliva y albahaca.
Ravioles de pollo con salsa filetto.
Arroz primavera con pollo.
Pollo al horno con limón y orégano mas puré de papas.
Filete de merluza o brotola al horno con papas, cebolla, zanahoria y calabaza.

Para obtener mayor información sobre este y otros temas, optimizar tu rendimiento, mejorar tu alimentación, conocer tu composición corporal o asesorarte acerca de suplementación no dudes en consultarnos.

Federico Cillo

Lic. en Nutrición (UBA) MN: 4648
Asesor oficial en Nutrición para el circuito 2K9
Docente Nutrición Deportiva. Universidad Isalud
Contacto: 4775-8145 Mail: [email protected]

http://www.redmarcial.com.ar/deshidratacion-y-descenso-de-peso-antes-de-la-competencia.2870.html

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar